Un País, una Revolución, un Palacio: tres partes de una misma historia, que han quedado para siempre atrapadas en la magia de un Museo.
 
   

Un país, una revolución, un palacio: tres partes de una misma historia, que han quedado para siempre atrapadas en la magia de un Museo.

En un portentoso edificio habanero, de amplia cúpula y mezcla de estilos, la historia de Cuba encontró su casa.

Cientos de exponentes conservados en 38 salas hablan de más de un siglo de luchas y heroicas epopeyas, cuya cima fue alcanzada el 1ro. de enero de 1959, con el triunfo de la Revolución encabezada por Fidel Castro, que desterró para siempre metrópolis y tiranías.

De un pueblo y un país en constante combate por su soberanía, y del espíritu solidario de los cubanos, da fe este Museo de la Revolución, único de su tipo en el mundo. Es este el Palacio asaltado por la historia, donde un yate navega hacia el futuro y el Che Guevara reafirma sus victorias.