Fecha: 12/04/2018
Fuente: Consejo Nacional de Patrimonio Cultural

La edición 16 de la entrega del Premio Nacional de Conservación y Restauración de Monumentos, que auspicia el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura desde el 2002, tendrá lugar este año el 26 de abril, en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, institución que está cumpliendo 290 años de fundada y que viene desarrollando un amplio programa inversionista para la recuperación del conjunto, declarado Monumento Nacional en 1978.

 

Con el tiempo, este evento se ha convertido en la jornada principal de celebración en Cuba del Día Internacional de los Monumentos, que en este 2018 tiene como tema ¨patrimonio para nuestras generaciones¨. Y devenida también en tradición, se inaugurará una exposición itinerante que esta vez está dedicada al patrimonio cultural subacuático, en conmemoración a los 10 años transcurridos desde que Cuba ratificara la Convención sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático aprobada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en el 2001. La entrega de los premios será, además, el momento oportuno para hacer el otorgamiento oficial al MSc Arq. Irán Millán Cuétara del Premio Nacional por la Obra de Toda la Vida 2017.

 

En esta ocasión, con excepción de La Habana, Las Tunas, Ciego de Ávila y Guantánamo, el resto de las provincias del país han presentado sus nominaciones en una u otra categoría. De Pinar del Río, compiten la zona de valor histórico cultural San Luis y la Casa de Isabel Rubio; de Artemisa, la Casa de la Música y el Castillo de las Nubes; de Mayabeque, la iglesia de la Inmaculada Concepción; de Matanzas, la fiscalía provincial; de Villa Clara, el hotel Hanabanilla y el Museo de la Industria Azucarera de Encrucijada; de Cienfuegos, una vivienda privada y la sede del Centro Dramático de Cienfuegos; de Sancti Spíritus, la escuela primaria Pepito Tey; de Camagüey, el batey Jaronú; de Holguín, la Casa Natal de Calixto García; de Granma, la Sala Museo Los Asaltantes y la Comandancia La Plata; de Santiago de Cuba, el Museo II Frente Oriental Frank País y la Catedral; y de la Isla de la Juventud, el edificio de la Escuela Vocacional de Artes “Leonardo Luberta”.

 

Como lo anuncia su nombre, el premio se otorga en dos categorías: la de conservación, por la salvaguarda y autenticidad de un monumento o bien patrimonial, que muestra excelencia en su cuidado, manejo y uso, y la de restauración, por el rigor y calidad integral de la inversión, proyecto y ejecución de una obra que conlleve el rescate de los valores del bien restaurado, o la readaptación de un inmueble para un uso contemporáneo diferente al original, que preserve y realce con creatividad sus cualidades o una nueva inserción, respetuosa con su entorno.

 

Pueden participar en las categorías de restauración las obras concluidas en los últimos tres años, para lo cual no se tiene en cuenta el año de entrega del premio. Se otorgan hasta tres menciones y el jurado está integrado por cinco miembros designados por las siguientes instituciones y organizaciones: Comisión Nacional de Monumentos, Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), Facultad de Arquitectura de la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Histórico Artísticos (ICOMOS Cuba) y la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba (UNAICC).