Autor: Juan Manuel González Rondón
Fecha: 16/05/2018
Fuente: Consejo Nacional de Patrimonio Cultural

El próximo 18 de mayo, Día Internacional de los Museos, reabrirá sus puertas a la comunidad el Museo Municipal de Jaruco. Después de estar cerrado por más de siete años, ha estado en un proceso de restauración durante año y medio. Con su reapertura, vuelve a mostrar el patrimonio local de la ciudad condal.

 

El empeño de la administración municipal y las autoridades del territorio tuvo sus resultados en el nuevo proyecto del museo, que desarrolla su guión museológico en seis salas permanentes conectadas en la línea del tiempo, en las cuales el visitante será partícipe de los hechos y acontecimientos relevantes del municipio.

 

El recorrido comienza con las salas donde se exhiben documentos y objetos relacionados con el origen y desarrollo del territorio en el siglo XVIII, nombradas Una ciudad por el título de conde, dedicada a su fundador, y Jaruco ciudad próspera y española.

 

Continúan las salas de Luchas por la independencia y La real cárcel de Jaruco. En la primera, el visitante podrá conocer la valentía de nuestros próceres, entre ellos, el general José María Aguirre; la toma e incendio de Jaruco por Maceo y sus tropas; y el cruel proceso de la reconcentración en el territorio por el gobierno español en la Isla. La sala dedicada a la cárcel, escenario de momentos trascendentales y tristes, narra su historia en cada tiempo y espacio de la historia local.

 

La república y sus devaneos es la sala 5, que abarca el periodo de las luchas sindicales y sociales, los procesos culturales, económicos y sociales que ocurren hasta llegar a la década de los años 50, donde se precisa el cambio necesario para el pueblo.

 

Jaruco en revolución es el tema de la sexta y última sala de este camino por el tiempo, que inicia con el asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, epopeya en la que participó el jaruqueño Gabriel Gil, también expedicionario del Granma junto con otros dos hijos de Jaruco, y que continúa con los momentos y experiencias vividos durante el proceso revolucionario, desde una mirada consecuente y real a la etapa más gloriosa de la historia de Jaruco y nuestro país.

 

El lema dedicado este año a los museos conectados con, para y de la comunidad es la esencia fundamental de las instrucciones museológicas, pues sin público no existe la interacción del sujeto y el objeto, o el público y su patrimonio cultural, sobre todo en el caso de los museos comunitarios que son el espejo del hoy y del mañana.

Siguiente