Fecha: 24/06/2019
Fuente: Prensa Latina

Con la presentación de los avances de la más reciente antología de cartas de Ernest Hemingway concluyó en esta capital el XVII Coloquio Internacional dedicado a este escritor norteamericano.


A cargo de la especialista estadounidense Sandra Spainer, el panel da cierre a las jornadas teóricas del evento iniciado el 20 de junio en saludo al 93 aniversario de su primera publicación titulada Fiesta y el 90 de la emblemática Adiós a las Armas.

Investigadores provenientes de Japón, España, Argentina, Estados Unidos, Israel y Cuba presentaron 30 ponencias relacionadas con diversos temas como el uso de la ficción de Hemingway por los jueces del sistema de justicia estadounidense para apoyar sus declaraciones.

Otros de los temas destacados en las ponencias reseñaron la relación con otros escritores como Mark Twain y John Steinbeck, el impacto en la literatura actual y el humor presente en su obra poética, sobre todo la referida a su época como reportero de prensa.

El doctor Douglas Laprade realizó una lectura marxista de una de sus obras cumbres, El viejo y el mar, de la cual concluyó que la novela constituye un elogio al trabajo y al esfuerzo del obrero que vive de su labor diaria, en tanto la investigadora Rebecca Johnston rindió tributo al texto Adiós a las armas.

Según explicó la presidenta ejecutiva de la cita, Grisell Fraga Leal, el evento persigue promover el intercambio de información, confrontar los resultados de recientes investigaciones y a los participantes a la vida del escritor norteamericano en Cuba,

El encuentro entre investigadores y conocedores de la literatura y personalidad del autor de Por quién doblan las campanas, figura entre los principales objetivos del evento, destacó Gladys Collazo, presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural.

Collazo resaltó que el Coloquio contribuye a la preservación del legado hemingwayano gracias al apoyo de los especialistas, muchos de los cuales se han convertido en visitantes asiduos del encuentro, desarrollado en La Habana cada dos años.

Entre las propuestas del encuentro, destacó la proyección del documental Hemingway: Entre Cayo Hueso y Cuba, dirigido por Richard Abella así como la apertura de la exposición El Arca de Hemingway de Jorge Duporté, en la cual se muestran frutos de las plantas presentes en la residencia habanera de Hemingway, conocida como Finca Vigía.

Mientras el programa colateral del coloquio incluye visitas al monumento dedicado a Hemingway en la localidad de Cojímar, el Sloppy Joe's Bar, el Floridita, la Bodeguita del Medio, el Hotel Ambos mundos, el Club Náutico Internacional de Cuba y la Finca Vigía.

La ocasión permitió además homenajear a Alberto Ramos Enrique, quien trabajó desde los siete años en la finca junto al Premio Nobel de Literatura en 1954 y fue una de las personas más cercanas a Hemingway en la isla.