Fecha: 27/06/2019
Fuente: CNPC

Para dar continuidad al intercambio ya histórico entre Finca Vigía Foundation y la Casa Museo Ernest Hemingway, el pasado 26 de junio, se impartió, en este inmueble que fuera hogar en Cuba del afamado escritor norteamericano, un taller sobre elaboración de planes para la protección del patrimonio ante desastres naturales y otras contingencias, en el que participaron, por la parte norteamericana, Mary Jo Adams, directora ejecutiva de Finca Vigía Foundation y miembros de su equipo técnico y, por la parte cubana, Grisell Fraga Leal, directora de la Casa Museo y especialistas de esta institución.

El 11 de noviembre de 2002, fue firmado un acuerdo entre el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural de la República de Cuba, representado entonces por su presidenta Marta Arjona Pérez, y el Social Science Research Council de los Estados Unidos de América. En el documento se recogieron aspectos que abarcaban la preservación, restauración y digitalización de documentos hasta la conservación y restauración de las construcciones memoriales de Finca Vigía y el yate Pilar. El acuerdo fue renovado en el 2010 por la Finca Vigía Foundation, creada por Jenny Phillips, nieta de Maxwell Perkins, editor y amigo de Hemingway, quien rubricó el documento junto a Gladys Collazo, presidenta del CNPC.

Finca Vigía Foundation, anteriormente conocida como la Fundación de Preservación de Hemingway, fue fundada en 2002 por Jenny y Frank Phillips y el congresista James P. McGovern. Su misión es proporcionar la investigación y la asistencia técnica necesarias para restaurar y preservar la casa y el contenido de Ernest Hemingway en la Finca Vigía.

El Museo Ernest Hemingway, fundado el 21 de julio de 1962, se encuentra ubicado en Finca Vigía, en el poblado San Francisco de Paula, Ciudad de La Habana.

Es una edificación construida en 1887 por el arquitecto catalán Miguel Pascual y Baguer, y ha sido objeto de múltiples transformaciones con el paso de los años. Es una vivienda de campo sencilla, destinada al descanso y al retiro.

El inmueble adquiere relevancia por haber sido residencia del célebre escritor norteamericano Ernest Hemingway, quien la convirtiera en su vivienda oficial desde 1939 hasta su muerte, ocurrida en los Estados Unidos el 2 de julio de 1961.

Es en Finca Vigía donde Hemingway escribe y concluye su famosa novela “Por quién doblan las campanas” (1940) además de “A través del río y entre los árboles” (1950) y ”El viejo y el mar” (1952), obra por la cual le fuera otorgado el Premio Pulitzer, en 1953 y el Nobel de Literatura, en 1954. Es en este sitio donde crea también las que, posteriormente, se publicarían como sus obras póstumas: “París era una fiesta” (1964), “Islas en el golfo”  (1970), “El jardín del Edén” (1971) y “Al romper el alba” (1999).

La colección completa consta de más de 23 000 piezas entre armas blancas, armas de fuego, artes plásticas y decorativas, mapas, mobiliario, equipos eléctricos y mecánicos, más de 900 discos y grabaciones, libros y folletos, malacología, filatelia, arqueología, petrografías, correspondencia, orfebrería, la obra de Hemingway, fotografías y documentos personales, legales y de asuntos domésticos.