Resolución No. 3/2012

 

POR CUANTO: La Constitución de la República de Cuba, en su artículo 39, inciso h) establece que: ¨El Estado defiende la identidad de la cultura cubana y vela por la conservación del patrimonio cultural y la riqueza artística e histórica de la nación.¨

 

POR CUANTO: La Ley No. 1 de Protección al Patrimonio Cultural, de fecha 4 de agosto de 1977, mediante su Reglamento contenido en el Decreto No. 118 de fecha 23 de septiembre de 1983, en sus artículos 1 y 2 respectivamente, define los bienes que forman parte del patrimonio cultural de la nación y establece que corresponde al Ministerio de Cultura precisar y declarar a través de la Dirección de Patrimonio Cultural, actual Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, los bienes que deben formar parte del patrimonio cultural de la nación.

 

POR CUANTO: En la actualidad la evolución del concepto de patrimonio cultural abarca disímiles aspectos de las personas en sociedad hasta llegar a las expresiones culturales vivas mediante usos, representaciones, conocimientos y técnicas junto a los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes; las tradiciones y experiencias orales, incluido el idioma, las artes del espectáculo; usos sociales, rituales y actos festivos; conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo; y técnicas artesanales tradicionales.

 

POR CUANTO: El Ministerio de Cultura, en ejercicio de las facultades que le están conferidas resuelve, por Resolución 126/04 la creación de la Comisión para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial con el objetivo de garantizar el conocimiento y preservación del patrimonio cultural inmaterial de la nación cubana como parte esencial de la identidad cultural.

 

POR CUANTO: La rumba es una de las expresiones músico danzarias y comunitarias más genuinas de la cultura nacional cubana, trasmitida de una generación a otra a través de la oralidad y que ha llegado a formar parte de una conciencia popular, una forma de vida, una conducta social, un modo de vestir, de hablar, de comunicarse, un sentido de pertenencia, una filosofía y un destino que se genera desde un grupo familiar, vecinal o comunitario en un encuentro recurrente entre el pasado y el presente.

 

POR CUANTO: En la rumba cubana se destacan tres variantes: el yambú, la columbia y el guaguancó, cada uno con rasgos específicos que los caracterizan y diferencian, sin perder la espontaneidad que hacen de ella un fenómeno natural al alcance de cualquier persona que sienta el ritmo contagioso emanado de las tumbadoras, las claves, el güiro, el abwe o chequeré, la cajita o guagua, un cajón y hasta el propio cuerpo como instrumento sonoro.

 

POR CUANTO: En Cuba la rumba trasciende los marcos de manifestación músico danzaria para convertirse en crónica de acontecimientos históricos, patrióticos, el amor, la vida en el barrio, el honor rumbero, tanto en escenario urbanos como rurales. La rumba rompe barreras sociales, de concepciones filosóficas en la vida para abrirse en abanico de ritmos y cantos, expresión de una diversidad cultural que se extiende por toda la nación y alcanza dimensiones internacionales.

 

POR TANTO: El Ministerio de Cultura, a propuesta de la Comisión para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, en aras de la preservación de una de las expresiones más genuinas de la identidad nacional, y en uso de las facultades que le están conferidas,

 

RESUELVE:  

 

PRIMERO: Declarar Patrimonio Cultural de la Nación Cubana a la expresión músico danzaria rumba, elemento destacado del patrimonio cultural de la nación.

 

SEGUNDO: Notifíquese la presente resolución al Ministro de Cultura, a las direcciones provinciales de cultura y a cuantas personas naturales y jurídicas corresponda.

 

Dado en La Habana, a los 22 días del mes de febrero del año dos mil doce. ¨Año 54 de la Revolución¨.  

 

Gladys Collazo Usallán
Presidenta
Consejo Nacional de Patrimonio Cultural