Resolución No. 32 de 2017

 

POR CUANTO: La Constitución de la República de Cuba, en su artículo 39, inciso h) establece que: ¨El Estado defiende la identidad de la cultura cubana y vela por la conservación del patrimonio cultural y la riqueza artística e histórica de la nación.¨

 

POR CUANTO: La Ley No. 1 de Protección al Patrimonio Cultural, de fecha 4 de agosto de 1977, mediante su Reglamento contenido en el Decreto No. 118 de fecha 23 de septiembre de 1983, en sus artículos 1 y 2 respectivamente, define los bienes que forman parte del patrimonio cultural de la nación y establece que corresponde al Ministerio de Cultura precisar y declarar a través de la Dirección de Patrimonio Cultural, actual Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, los bienes que deben formar parte del patrimonio cultural de la nación.

 

POR CUANTO: De acuerdo con lo dispuesto en la Resolución No. 66 del Ministerio de Economía y Planificación y en la Resolución No. 73 del Ministerio de Cultura de 14 de julio de 1995, se autorizó la constitución y fue creado el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural como nueva estructura orgánica del Ministerio de Cultura con personalidad jurídica propia.

 

POR CUANTO: La Resolución No. 37 fecha 21 de septiembre de 2011 dictada por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, designó a la compañera Gladys María Collazo Usallán como Presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura, con los deberes y atribuciones correspondientes a este cargo.

 

POR CUANTO: El concepto de patrimonio cultural abarca disímiles aspectos de la evolución del ser humano en sociedad, siendo uno de ellos el que atañe a aquellos usos, representaciones, conocimientos y técnicas que son transmitidos de generación en generación y recreados constantemente por comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, que infunden a dichas comunidades un sentimiento de identidad y continuidad, y que contribuyen, así, a promover el respeto por la diversidad cultural y la creatividad humana.

 

POR CUANTO: El Ministerio de Cultura, en ejercicio de las facultades que le están conferidas resuelve, por Resolución 126/04 la creación de la Comisión para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial con el objetivo de garantizar el conocimiento y salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial de la nación cubana como parte esencial de la identidad cultural.

 

POR CUANTO: El órgano constituye un instrumento aerófono y electromecánico que se introdujo en Cuba por Cienfuegos desde Francia, y se expandió hacia Manzanillo y posteriormente a otras regiones orientales, donde acompaña bailes y fiestas desde el siglo diecinueve.

 

POR CUANTO: El uso del órgano en la región oriental de Cuba, está relacionado con las gestas de independencia, siendo considerado instrumento auxiliar de guerra, el cual fue usado para el traslado de armas, municiones y medicinas, actualmente es acompañado por otros instrumentos sonoros que se utilizan para producir música adaptada a diferentes géneros, estilos y espacios músico bailables en diversos contextos que han contribuido a la formación de la nación cubana.

 

POR CUANTO: La construcción del órgano y la confección de las piezas de cartón perforado constituyen una tradición centenaria, expresión de la inventiva de individuos, familias y comunidades portadoras, que reflejan la transmisión generacional de técnicas y conocimientos artesanales, dentro de la cultura popular tradicional cubana, siendo notoria su vigencia en la región oriental, constatada en los inventarios realizados con la participación popular.

 

POR TANTO: El Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, a propuesta de la Comisión para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, en aras de garantizar la sostenibilidad y visibilidad de una expresión de la identidad nacional, y en uso de las facultades que le están conferidas,

 

RESUELVE:

 

PRIMERO: Declarar Patrimonio Cultural de la Nación el órgano oriental, los saberes, técnicas y usos tradicionales, así como los espacios fabriles en los que ocurre parte del proceso de transmisión de los conocimientos relacionados con el instrumento.

 

SEGUNDO: Que el Registro Nacional de Bienes Culturales ejecute la inscripción del conjunto de bienes materiales, conocimientos y técnicas tradicionales asociadas al órgano oriental que permiten la salvaguardia y desarrollo de este patrimonio cultural.

 

TERCERO: Que las instituciones estatales, responsables de la salvaguardia de este patrimonio, velen por la adecuada visibilidad de su condición de Patrimonio Cultural de la Nación.

 

CUARTO: Notifíquese la presente resolución al Ministro de Cultura, a las direcciones provinciales de cultura y a cuantas personas naturales y jurídicas corresponda.

Archívese el original de esta resolución en el protocolo de resoluciones de este Consejo, con copia para el libro de incidencias del Grupo de Seguridad y Protección.

 

Dada en La Habana, a los 19 días del mes de octubre del año dos mil diecisiete. ¨Año 59 de la Revolución¨.

 

Gladys Collazo Usallán

Presidenta

Consejo Nacional de Patrimonio Cultural